Una marca con el estilo inconfundible de God Save My Swing, para llevarla con orgullo.